Existe una cita que se le atribuye a Albert Einstein que dice: “La decisión más importante que debemos tomar es si creemos que vivimos en un Universo amigable u hostil”.

El padre de la Teoría de la Relatividad, con su enorme sabiduría, sintetizó con una sola frase una lección crucial para todos. Se trata de una creencia que impacta profundamente en toda interacción humana y que determina los resultados que puedas obtener.

El Universo Hostil

Si creemos que el Universo es un sitio hostil, toda persona que piensa distinto es un adversario, es decir, está en “la verdad de enfrente”. Estamos enfrentados y para resolver nuestras diferencias probablemente haya que recurrir al conflicto. Habrá que defenderse y contraatacar, tal vez cayendo en agresiones, antesala de la violencia verbal y física.

Si creemos que quien está enfrente es un adversario será difícil que confiemos en él. Toda propuesta de solución será puesta en duda. Todo mensaje será sobre-analizado buscando sus múltiples aristas, intenciones y probables consecuencias (generalmente malas).

Si no hay confianza, difícilmente habrá cooperación. Y si no hay cooperación, los resultados obtenidos en el largo plazo serán limitados.

El Universo Amigable

En cambio, si creemos que el Universo es un lugar amigable, el que piensa distinto no es un adversario. Simplemente piensa distinto. Y ese enfoque distinto puede ser valioso, tan valioso como el mío, ya que no soy dueño de la verdad.

Al ver al otro de este modo, es más posible construir confianza. La confianza es un camino de doble vía. Al demostrar confianza en el otro se crea buena voluntad, que normalmente quiere ser retribuida.

Si se crea confianza, podré ver al otro como un posible socio para resolver el conflicto. Alguien con quien podré cooperar y juntos resolver las diferencias para que ambos estemos mejor a futuro.

¿Qué decisión vas a tomar?

Todo se resumen a decisión: de qué forma ver al otro y al mundo. Podés ver adversarios por todos lados, pero si querés también podés ver potenciales socios. Este cambio de visión tendrá un efecto determinante en tus interacciones y en consecuencia en tus resultados.

Mi experiencia me dice que la mayoría de nosotros queremos las mismas cosas: felicidad, plenitud, libertad, paz y amor. Todo lo demás por lo que discutimos tan apasionadamente tiene que ver con las formas para alcanzar esos valores últimos. A veces estas formas son diametralmente opuestas. Pero el solo hecho de creer que el otro quiere al final de cuentas lo mismo que yo, me acercará mucho más a encontrar una solución.

El consejo de Einstein para resolver conflictos
Compartí este post:
Facebooktwitterlinkedin
Etiquetado en:                

6 pensamientos en “El consejo de Einstein para resolver conflictos

  • diciembre 6, 2020 a las 10:39 am
    Enlace permanente

    Poderoso mensaje. Gracias mil por compartir y por ser ejemplo de, ver un Universo Amable

    Responder
    • diciembre 9, 2020 a las 11:24 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias por tu comentario Carlos!!! Un saludo!

      Responder
  • marzo 4, 2021 a las 5:58 pm
    Enlace permanente

    Maxi es enriquecedor el texto, solo diría que he observado que todos llevamos una historia personal que nos lleva a la visión de un universo hostil o bien la visión de un universo amigable y debo señalar que la buena voluntad no siempre es recíproca, no obstante siempre será mejor apostar por la visión de un universo amigable que nos lleve al cambio en el ambiente laboral y personal.
    Saludos

    Responder
    • marzo 5, 2021 a las 11:54 am
      Enlace permanente

      Coincido Alicia, no siempre es recíproca. Pero justamente ese es nuestro desafío!
      Gracias por comentar!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *