Warren Buffett es una de las personas más ricas del mundo. Para que tengas una idea de su fortuna, tiene tanto dinero que podría comprar una casa a cada argentino que no tenga una, y todavía le sobraría plata.

Hace más de 60 años que trabaja tomando decisiones de inversión y en sus numerosos años de experiencia se ha convertido en una fuente de gran sabiduría (algunos lo llaman “Oráculo”). Tuve el placer de escucharlo en vivo y su sobrenombre lo tiene bien ganado.  

Cuenta la anécdota que un amigo le pidió un consejo sobre cómo definirse objetivos y trabajar para cumplirlos. Comparto a continuación su secreto.

El Método Buffett

El esquema que recomienda es muy sencillo. Lo primero que debés hacer es anotar 25 objetivos que tengas para tu futuro. Cosas que quieras alcanzar y cumplir en todos los órdenes de la vida.

Una vez anotados los 25 objetivos debés seleccionar los 5 más importantes. ¿Qué debés hacer con los 20 restantes? El consejo del magnate es tajante: IGNORALOS! No importa lo que hagas, esos 20 objetivos no merecen tu atención hasta que hayas terminado los 5 más importantes.

Cuestión de Prioridades

Es fácil decir que no a cosas que no son importantes para uno. Lo difícil es decir que no a cosas que sí lo son, como estos 20 objetivos… querés cumplirlos. El problema es que no tienen el mismo peso que los otros 5 objetivos que por alguna razón antes priorizaste. Por lo tanto, el tiempo dedicado a estos 20 objetivos terminan siendo distracciones. Dicho de otra forma, dedicar tiempo a 25 proyectos diferentes es la razón por la que tenemos 20 proyectos por la mitad en lugar de tener 5 terminados.

Somos muy buenos para comenzar las cosas. Tenemos entusiasmo y ganas. Pero al comenzar tantas cosas al mismo tiempo, necesariamente esa energía baja y perdemos el foco. Creo que todos podemos hacer un mejor esfuerzo para ser mejores “terminadores” y menos “comenzadores”.

“Tengo un 75% del título”, “escribí el 90% del libro”, “edifiqué el 65% de la casa”, etc…Hay cosas que están terminadas o no lo están. Sin duda que hay que empezar y avanzar. Pero si persistentemente quedan en un grado de avance incompleto es muy posible no sean tan prioritarias o importantes para nosotros.

Por lo tanto, comencemos el año con el pie derecho, haciendo foco en nuestras verdaderas prioridades. No me hagan caso a mí… lo dice Warren!

Un consejo para empezar el año del inversor más rico del mundo
Compartí este post:
Facebooktwitterlinkedin
Etiquetado en:            

Un pensamiento en “Un consejo para empezar el año del inversor más rico del mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.